Egipto cifra en un 90% las posibilidades de haber encontrado dos cámaras secretas anexas a la tumba de Tutankamon

1 diciembre, 2015  por  Redacción     No comments

DIEGO MARAÑÓN | La expectación mundial ha tocado techo en los últimos días con el anuncio por parte de Mahmud al Damati, ministro de Antigüedades egipcio, del que podría ser el descubrimiento del siglo: la presencia de al menos dos cámaras secretas adyacentes a la tumba del faraón Tutankamon. El sofisticado radar operado por el especialista japonés Hirokatsu Watanabe, testado previamente en la tumba KV5, ha confirmado ahora, con un 90% de seguridad, la teoría que este verano lanzó el arqueólogo británico Nicholas Reeves y que ya había salido reforzada hace unas semanas mediante diversos estudios de termografía. “Tenemos algo detrás de esos muros, y podría ser una cámara funeraria”, afirmó el ministro en la rueda de prensa.

Si el descubrimiento se confirma, habrá mucho que agradecer a una imagen concreta de la cámara funeraria del faraón, un escaneo en alta resolución realizado por la empresa española FactumArte que Reeves se encargó de examinar concienzudamente hasta dar con algunas marcas en las paredes, casi imperceptibles, que le hicieron pensar en que bajo su superficie podía esconderse algo más. Además, la pared norte está realizada con una técnica diferente, lo que sugiere que pudo haber sido levantada en un punto temporal posterior a las otras tres.

“Más que de suposiciones creo que hablamos de evidencias”, afirma Nacho Ares, director del programa SER Historia. “El escenario más optimista en este momento nos permite especular con los tesoros que podría haber en su interior o incluso, como dice Nicholas Reeves, suponer que la nueva cámara que se extiende en la pared norte fuese el pasillo que lleve hasta la tumba de la reina Nefertiti, la esposa del faraón hereje Akenaton”.

Representación gráfica de las dos posibles nuevas cámaras

Representación gráfica de las dos posibles nuevas cámaras

Tal y como cuenta el egiptólogo José Miguel Parra en El Mundo, esos supuestos huecos ocultos coincidirían, además, con los que cabría esperar de una tumba real de finales de la XVIII dinastía. Pero ¿por qué ahora y no antes? “Cuando Howard Carter descubrió la tumba en 1922 y se llegó a la cámara funeraria con sus paredes cubiertas de pintura, nadie sospechaba que detrás de estos muros pudiera haber más entradas o accesos a otras habitaciones”, puntualiza Nacho Ares. “No hay que olvidar que la tumba de Tutankamon está intacta. Carter la descubrió tal y como la dejaron los sacerdotes en la Antigüedad. El resto de tumbas del Valle de los Reyes han sido saqueadas a lo largo de la historia y no sabemos cómo aparecían esas cámaras con los tesoros”.

Aunque la impaciencia parece ir adueñándose de los implicados en el asunto con cada hora que pasa, todavía tendremos que esperar de cuatro a cinco semanas para que los expertos analicen con precisión los resultados de las exploraciones. Según Nacho Ares, “los trabajos podrían comenzar en el instante mismo en que se tenga la constancia definitiva de que detrás de las paredes hay algo importante, cosa que en gran parte ya se tiene. Más que el problema de cuándo comenzar, habría que plantearse qué tecnología utilizar. Podría realizarse alguna perforación que impidiese la entrada y salida de aire y el intercambio de microorganismos, explorando al mismo tiempo con una cámara de televisión, una técnica que se ha utilizado ya con anterioridad en casos como los de las barcas de Keops. El proceso podría requerir la presencia de especialistas italianos, pues ellos son, en palabras de Watanabe, “expertos en extraer frescos y muros pintados”, como ha ocurrido en Pompeya, por ejemplo.

De lo que nadie duda es del espaldarazo profesional que supondría el más que posible hallazgo para la ya prestiogiosa reputación de Nicholas Reeves. De hecho, Nacho Ares no tiene dudas al afirmar que “junto con el americano Kent R.  Weeks, él es sin lugar a dudas uno de los máximos expertos en la arqueología del Valle de los Reyes, sobre todo en lo concerniente al reinado de Tutankamon y la época de Amarna, con Akenaton y Nefertiti. Ha sido muy sagaz e inteligente a la hora de estudiar los relieves de las paredes proporcionados por FactumArte y por tanto es un logro muy merecido”.

Egiptólogos, arqueólogos y amantes del país de los faraones ya contienen la respiración ante lo que está por venir. “Estamos ante un momento histórico en la historia de la arqueología”, afirma Nacho. “Ni el propio Howard Carter hubiese soñado con la posibilidad de que la tumba de Tutankamon tuviese aún secretos por descubrir. La sensación que genera la figura del faraón es tan grande que la atención mediática en todo el planeta ha sido enorme. No estamos ante una campaña de promoción sino ante una realidad arqueológica que ahora, por suerte, nos toca vivir”.

MÁS INFORMACIÓN:

+ My Luxor: ‘Tutankhamun Tomb KV62 – Radar Results Conference’
+ El País: ‘Egipto está segura “al 90%” de que hay una cámara junto a Tutankamón’
+ El Mundo: ‘Las cámaras secretas que esconde la tumba de Tutankamón’

Comentarios en Facebook

comentarios

Categorías —

No Comments

Sin comentarios.

Leave a Reply


No usar estas etiquetas:    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>