La NASA, Star Wars y una realidad muy, muy cercana

23 Diciembre, 2015  por  Redacción     No comments

DIEGO MARAÑÓN | Nadie puede escapar a la fiebre desatada a raíz del estreno de la nueva entrega de Star Wars. Ni en este planeta… ni fuera de él. Así lo ha dejado claro la NASA con un artículo escrito por Jim Wilson y publicado en su web que analiza los puntos en los que los límites entre la ficción y la realidad se desdibujan.

En primer lugar, la agencia estadounidense recuerda a los futuros pilotos de la Alianza Rebelde que no es necesario esperar a la próxima cosecha para cumplir sus deseos. Recientemente se ha abierto un plazo de admisión de solicitudes para todos aquellos que sueñan con llegar a convertirse en astronautas algún día y surcar el espacio rumbo a una galaxia muy, muy lejana.

Cuando el astronauta Kjell Lindgren -fan confeso de la saga- regresó a la Tierra tras pasar varios meses en la Estación Espacial Internacional, tardó muy poco tiempo en compartir un póster en el que tanto él mismo como sus compañeros de misión aparecían posando como caballeros Jedi al más puro estilo de los legendarios carteles dibujados por Drew Struzan. Justo antes de su vuelta, Lindgren ya se había referido en un tuit al notable parecido entre una cúpula de la estación y la cabina de un TIE Fighter imperial.

Otro parecido razonable ya fue apuntado años antes, cuando al finalizar la misión STS-117, el transbordador Atlantis abandonó la Estación Espacial Internacional dejando para la historia una perspectiva que a muchos seguidores de la saga galáctica les resultará muy familiar.

Aunque R2-D2 y C-3PO se hayan llevado la gloria (compartida con BB-8 en la nueva entrega de la serie), la NASA también tiene androides como Robonaut 2, que lleva desde 2011 trabajando con los astronautas de la Estación codo con codo. No se descarta incluso que pueda realizar algunos paseos espaciales demasiado peligrosos para los humanos. Curiosamente, informa la agencia estadounidense, una versión previa de Robonaut compartía rasgos faciales con el mítico cazarrecompensas Boba Fett.

Pero hay más: En 1999, cuando David Miller era tan solo un profesor del Instituto Tecnológico de Massachussets, proyectó a sus alumnos el Episodio IV de la saga, Una Nueva Esperanza. Ocurrió el primer día de clase, y tras la escena en la que Luke pone a prueba sus habilidades con la espada láser combatiendo con un robot de batalla flotante a bordo del Halcón Milenario, Miller se levantó y dijo: “Quiero que me construyáis uno de esos”. Así, el reto dio como resultado el proyecto SPHERES (siglas de Synchronized Position Hold, Engage, Reorient, Experimental Satellites), cuyos protagonistas son unos pequeños robots funcionales. Uno de ellos ya está en la Estación Espacial Internacional, y se espera la llegada de otros dos. Juntos navegarán por los pasillos de la estación espacial aprendiendo cómo volar en formación.

¿Y qué hay de los mundos de Star Wars? ¿Existen escenarios como Tatooine, Alderaan, Endor o Naboo? La NASA demuestra que la respuesta no puede ser más afirmativa. Existe un mundo helado apodado Hoth, un planeta potencialmente cubierto de agua como Kamino e incluso un escenario volcánico tan impresionante como Mustafar. De hecho, tan solo hay que fijar la vista al sistema Kepler-16b -descubierto hace apenas cuatro años- para encontrar un mundo orbitado por dos soles, prácticamente idénticos a los que el vástago de Anakin Skywalker contemplaba en el ocaso al que acompañaba la legendaria partitura de John Williams.

Los que prefieran decantarse por el lado oscuro de la fuerza han de saber que disponen también de una auténtica Estrella de la Muerte, aunque en realidad se trate de Mimas, una de las lunas de Saturno. Su imponente aspecto, especialmente cuando se contempla desde la sonda Cassini, sería capaz de hacer contener la respiración a cualquier piloto de la Resistencia.

Mimas-EstrellaMuerte

Este cúmulo de coincidencias no ha pasado desapercibido para Disney, que el pasado 21 de diciembre facilitó una copia de la película a los habitantes de la Estación Espacial Internacional. Así, los astronautas Tim Peake, Yuri Malenchenko y Tim Kopra, que están en la ISS desde el pasado día 15 de este mismo mes, pudieron disfrutar de la proyección del séptimo episodio de Star Wars desde uno de los lugares más privilegiados que se puedan imaginar.

Este domingo Cuarto Milenio dedicará uno de sus bloques a investigar cómo influyen realmente las fuerzas del Universo y Naturaleza en los hombres y analizará algunos de los monstruos y alienígenas más populares de la saga buscando su fuente de inspiración real. No os lo perdáis… ¡y feliz Navidad desde la Nave!

Comentarios en Facebook

comentarios

Categorías —

No Comments

Sin comentarios.

Leave a Reply


No usar estas etiquetas:    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>